Skip to content

Dominancia Cerebral

¿Has oído hablar de la Dominancia cerebral? Se conoce como la capacidad que tienen los hemisferios para regular y controlar las conductas en las personas. Para las personas diestras la dominancia se dirige desde el lado izquierdo y en los zurdos desde el hemisferio del lado derecho. Pero vemos un poco más sobre esto.

¿Qué implica la dominancia cerebral?

El cerebro que es uno de los órganos humanos más complicados y complejos para conocer. Los estudios demuestran que cada hemisferio cerebral tiene el control y la integración de cada función en nuestro cuerpo.

Casi el 90% de la población utilizar el hemisferio cerebral izquierdo para el control de la capacidad de hablar, escribir y comprender el lenguaje hablado y escrito. Pero el otro 10% utilizar el es serio derecho para dominar su lenguaje hablado y escrito.

En la dominancia cerebral el lado derecho es el responsable de recibir el estímulo táctil y todo lo relacionado a la visión espacial, es mucho más completo en algunos aspectos que el hemisferio izquierdo.

Dominancia Cerebral

¿Cómo se aprende la dominancia cerebral?

La realidad es que está es una dominancia natural del cuerpo. Pero puede aprender a determinarse si se utiliza la neurociencia y la educación. En este caso se ha llevado una investigación de ciencia en un salón de clases.

En este experimento los educadores reciben herramientas para desarrollar sus técnicas y recurso en bocado a la metodología de la dominancia cerebral. Esto implica que un educador puede ayudar a un niño a utilizar a cabalidad ambas partes de su hemisferio cerebral.

¿De dónde se origina?

La dominancia cerebral se empezó a conocer en los años 60, donde un científico emprendió la tarea de conocer y estudiar el cerebro dividido. Junto a su equipo de trabajo utilizaron pacientes epilépticos para someterlos al procedimiento quirúrgico en las que se conectó los dos hemisferios a una parte del cuerpo.

Desde entonces los investigadores llegaron a descubrir las diferencias cognitiva que sufrían los pacientes. Todo esto dio como resultado una investigación muy profunda sobre el cerebro divido, en el que se despliegan las funciones óptimas del cuerpo en dos partes controladas por cada lado del cerebro.

Tiempo después, toda esta información llegó a sufrir una metamorfosis impresionante en la cultura popular. Se destacó que el hemisferio que utilizan para el estilo de aprendizaje verbal y visual, está controlado por un lado del cerebro.

Los estudios también demostraron que una persona tiene un buen estilo de aprendizaje, comunicación y personalidad dependiendo el hemisferio que utilice llamando así al algún momento de la dominancia cerebral.

Según el lado hemisférico más activo se formará la personalidad, destrezas y características de una persona. Mostrando así que las personas que tienen la dominancia hemisférica izquierda son más analíticas y los que tienen la dominancia cerebral derecho son más creativos o expresivos.

Por esta razón hoy en día existen diferentes personalidades diferentes entre los mismos familiares. Cada uno corresponderá a la dominancia cerebral que le haya tocado, incluso existen personas que pueden tener una dominancia cerebral doble adiestrando ambos lados del cerebro para escribir y leer, llamándose ambidiestros.