Skip to content

La mejor despedida que se le puede dar a un ser querido fallecido es con flores

Cuando un ser querido muere, el dolor es inmenso y siempre queda ese gran vacío, y es justo en los momentos de la última despedida cuando más duele. Entonces es cuando se le debe dar un homenaje justo que quede grabado en la memoria de todos, y qué mejor que un hermoso arreglo floral, con el que poder expresar todo el amor y el cariño sentido hacia ese familiar o amigo fallecido.

La muerte es uno de los episodios más tristes que cualquier familia puede afrontar, y es de los que más dolor y desdicha causa, pero nada se puede hacer y hay que saberlo sobrellevar. Las lágrimas siempre estarán, pero hay que tratar de resignarse y dar el último adiós.

De hecho, más bien hay que tratar de aprovechar los últimos momentos de despedida para rendirle un buen homenaje a ese ser querido que se va, y la mejor manera puede ser rodeando al mismo con flores mediante hermosos arreglos funerarios. Eso se puede resolver con una floristeria tanatorio, que puede ser la más indicada para estos momentos.

Estas floristerías están especializadas en la elaboración de coronas, cruces, centros de flores y demás arreglos funerarios para este tipo de ocasiones, que son tristes, pero que no deben dejar de ser sublimes y significativas.

La variedad de arreglos es bastante extensa, se pueden elaborar con distintos tipos de flores, con diversos modelos o motivos, entre los modelos contemplados como arreglos funerarios.

La mejor despedida que se le puede dar a un ser querido fallecido es con flores

Coronas de flores 

Los arreglos florales funerarios más utilizados en los sepelios son las coronas de flores, que consisten en arreglos en forma de círculo que simbolizan la eternidad. Se realizan en distintos estilos y tamaños, de forma que habitualmente son entregadas por familiares o los amigos más cercanos del fallecido.

También se hacen en forma de corazón, para expresar un sentimiento más de amor y lealtad, y se pueden confeccionar con una amplia variedad de tipos de flores, que dependerán del gusto de la persona que las envía.

Las coronas son un detalle especial en todo sepelio, que demuestran el cariño especial que se siente por ese ser amado que se va, y que además, ofrecen un aspecto bastante acogedor en el lugar donde se desarrolla el velatorio, y luego, en el tanatorio.

Dar las condolencias con coronas funerarias es una manera elegante y cariñosa de expresar abiertamente todo el amor y el cariño que se siente por ese familiar o amigo que deja el plano terrenal, pero que mantendrá vivas sus vivencias y recuerdos para quienes compartieron su vida con él.

Este tipo de arreglos florales, habitualmente va acompañado de una cinta en el medio que lleva una dedicatoria especial por parte de quien mandó a elaborar la corona. Un “te queremos”, “buen viaje”, “descansa en paz”, “siempre en nuestros corazones”, “nunca te olvidaremos”, “buen viaje”, son frases que siempre acompañan a las flores y que llevan un mensaje de esperanza y amor.

Lo importante siempre es expresar el sentimiento que se tiene y las flores son el mejor lenguaje para hacerlo. Las familias, amigos y todos los presentes en la despedida del fallecido, apreciarán este tipo de arreglos, que siempre quedan en el recuerdo de quienes asisten para decir el último adiós a esa persona amada.

Tipos de flores

Existe una gran variedad de flores para tanatorio utilizadas en la confección de este tipo de arreglos funerarios, entre las que se pueden mencionar:

  • Rosas: representan amor y respeto, y se utilizan principalmente con colores blanco, rosa y rojo. Son las más utilizadas para estos arreglos.
  • Claveles: estas flores también son muy utilizadas en los arreglos florales funerarios. Representan respeto y admiración hacia la persona fallecida.
  • Margaritas: simbolizan lealtad y son muy utilizadas principalmente por compañeros de trabajo o amigos.
  • Gladiolos: son muy usados en las coronas fúnebres y demuestran cariño hacia el ser querido.

Lilas: son muy elegantes para expresar condolencias, pero son las menos usadas con respecto a todas las demás mencionadas.