Skip to content

Tramita tu Visa de no Inmigrante para EE.UU.

Una de las grandes desventajas que tiene el mexicano cuando va a Estados Unidos es que necesita visa para ingresar sin problemas en el país. Esta misma, acredita que no se tiene intención alguna de hacer vida en Estados Unidos y, además de notificar al estado que se está yendo de visita, es una forma demostrar que en un tiempo reglamentario estaremos de vuelta en nuestro país natal.

Actualmente, es posible encontrar diferentes Visas de no Inmigrante para EE.UU desde México, variando estas precisamente en los motivos por los cuales se viaja a este país en particular. Por esto, si tienes pensado ir a Estados Unidos desde México, es necesario que conozcas más a fondo sobre estas visas de no inmigrante y así obtener la que más te convenga.

Cuáles son las Visas de no Inmigrante para EE.UU. de México

Dependiendo de las razones por las cuales decidas ir a Estados Unidos desde México, se te asignará un tipo de visa en particular, pudiendo encontrar a día de hoy las siguientes variantes de Visa de no Inmigrante para EE.UU que emite este país para los mexicanos:

1.- Visa tipo B1: También denominada como visa de negocios, la visa B1 es un documento que te permitirá ir de visita a Estados Unidos para establecer relaciones comerciales que beneficien a ambos países (México y EE.UU respectivamente). Este tipo de visa también te será de utilidad si necesitas ir a Estados Unidos para acudir a alguna conferencia, acompañar a una persona a realizar algún tratamiento médico y hasta para recibir algún tratamiento relacionado a tu salud personal.

Vale aclarar que la visa de negocios B1 para México no es un permiso de trabajo, por lo que no tienes permitido trabajar dentro del país por ningún período de tiempo en particular. ¡Muy importante a tener en cuenta!

2.- Visa tipo B2: A esta visa para mexicanos que visitan Estados Unidos también se le conoce como visa de Turista, siendo este el permiso principal que te autoriza a entrar en este país únicamente con fines recreativos. También es una visa que se suele obtener cuando se quiere visitar familiares o amigos y, en definitiva, cuando se quiere viajar por placer a este país.

3.- Visa F-1 y M-1: Estas dos clases de visas están dentro de la misma categoría por ser consideradas visas de estudiantes, las cuales te permitirán entrar a Estados Unidos con la única finalidad de estudiar a tiempo completo. En ese sentido, se pueden diferenciar los dos tipos de visa de estudiantes para mexicanos de la siguiente manera:

  • Visa F-1, indicada precisamente para aquellos que tienen pensado estudiar de manera académica o, dicho con otras palabras, aquellos estudiantes que planean acudir a una universidad, instituto, conservatorio o seminario dentro del territorio estadounidense. Para obtener esta visa tan particular es necesario estar inscrito en algún programa que te brinde un grado, diploma o certificado una vez que finalices los estudios, siendo también necesario que la escuela o institución en particular cuente con permiso del gobierno norteamericano para admitir estudiantes extranjeros.
  • Visa M-1, especialmente indicada para aquellas personas que deseen estudiar en EE.UU mediante programas académicos de índole técnica o vocacional. En ese sentido, la escuela que te acepte para estudiar dentro del país tendrá que enviar la documentación pertinente para que se pueda continuar con el trámite de visado.

Entre estas dos visas de estudiantes, la única que te puede facilitar un permiso especial para trabajar es la visa M-1, pudiendo obtener hasta 18 meses para laborar dentro del país con base a la duración de tu plan de estudios. ¡La visa F-1 no te permitirá trabajar!

4.- Visa de trabajo: Finalmente, se puede mencionar la visa de trabajo que emite el Gobierno de EE.UU para los mexicanos, siendo la razón principal de su existencia el brindar un cierto control poblacional y migratorio sobre quienes laboran dentro del país y que no son habitantes como tal.

Como imaginarás, existe una amplia selección de visas de trabajos que varían, principalmente, tanto en el tiempo de vigencia como en la extensión de los permisos para trabajar, haciendo que sea necesario que tú, como aspirante, debas solicitar aquella visa que se corresponde más a la labor que planeas realizar dentro de este país norteamericano.

Para esta visa en concreto, es necesario aclarar que la empresa interesada en contratar es quien debe presentar el permiso ante la USCIS para que te sea asignada la visa, razón por la cual se necesita efectuar un trámite adicional si es que el trabajador en cuestión quisiera ser acompañado por algún familiar durante su visita al país. 

Características de la Visa de no Inmigrante para EE.UU.

Independientemente de la visa de no Inmigrante para Estados Unidos que escojas, todas estas deben cumplir con las siguientes características dignas de tener en cuenta:

  1. Es obligatorio abandonar el país una vez que se concluya el tiempo autorizado del visado.
  2. El beneficiario de la visa debe garantizar que cuenta con la capacidad suficiente para costear su estadía en el país en el plazo establecido para la visa.
  3. La estancia en Estados Unidos será temporal en todos los casos.

Con esto en consideración, se pueden mencionar los costos y vigencias presentes (de forma general) en las diferentes visas que actualmente hay disponibles para México, siendo estos montos los que siguen:

  • La Visa tipo B1 y B2 tienen un costo de 160 USD para los adultos y 16 USD para los niños menores a 15 años de edad. En cuanto a la vigencia se refiere, esta suele oscilar entre uno y diez años según el criterio del cónsul.
  • La Visa tipo M-1 y F-1 tienen un costo de 160 USD y su vigencia máxima es de 10 años, teniendo vigencia de estadía relacionada directamente con el ciclo escolar que se esté cursando, siendo obligatorio que dicha permanencia no rebase el tiempo que dure sus estudios previamente establecidos para la visa.
  • La Visa temporal de trabajo tiene un costo que va desde los 190 USD hasta los 270 USD (dependiendo de la visa de trabajo por la cual se esté optando). De igual manera, dependiendo del tipo de trabajo que se desea ejercer, la estancia será autorizada entre uno y dos años.

Vale agregar a todo lo ya comentado que las visas de no Inmigrantes para Estados Unidos se tramitan directamente en los consulados y embajadas estadounidenses dentro de México, pudiendo descargar los formularios necesarios para los trámites directamente de internet y pagar la respectiva prima para solicitar el documento. ¡Luego del pago concertarás la cita respectiva para la solicitud!

En ese sentido, también es prudente tener en cuenta que las autoridades norteamericanas podrán limitar tu tiempo de visita y hasta negarte el acceso al país independientemente de que ya tengas tu visa, dejándote pasar a Estados Unidos únicamente cuando el problema en cuestión haya sido subsanado.

Con todo esto dicho y entendiendo que no debes quedarte más tiempo del debido dentro del país ya que podrías ser sancionado con hasta 10 años de no autorización para volver a ingresar, ¿te animarás a tramitar tu visa de no Inmigrante para EE.UU de una vez por todas? ¡Mira que puedes solicitar prórroga de tu visa en dado caso de que sea necesaria!, aunque no te podrás quedar en el país con estos trámites en curso.

Su valoración es importante para nosotros
(Votos: 0 Promedio: 0)